En África se come

???????????????????????????????

Un plato de Chebuyen, mi comida senegalesa preferida. / MR

Pocos días después de aterrizar en Dakar se desvaneció un mito que tenía yo de África: que no se vendía chocolate. Creía que al hacer calor se derretía, al cortarse la luz y apagarse las neveras su conservación era toda una odisea y que, por eso, lo más inteligente era no tener chocolate por estas tierras. Todo esto, a pesar de que África es el continente de donde más se obtiene el cacao, materia prima del chocolate, sobre todo de Costa de Marfil y Ghana, pero también de otros países como Nigeria, Camerún y otros. Yo, muy fan del chocolate, tenía miedo de sufrir la abstinencia en su ausencia, pero no ocurrió, porque había chocolate.

???????????????????????????????

En África también se pueden encontrar comidas occidentales. No sólo en los restaurantes sino también en las boutiques y supermercados. / MR

Una de las preocupaciones de mis abuelos era qué iba a comer, si me iba a gustar lo que se cocinaba aquí. Les contesté que había probado algunos platos locales de Senegal, que no se preocuparan, que cocinaban rico. ¿Cuál es la primera palabra que se te viene a la mente cuando piensas en comida y en África? Arroz. Y así es. De momento todos los platos locales que he probado se hacen con arroz aunque el mijo es otro producto propio de su dieta. Mi plato preferido se llama chebuyen. Es arroz con pescado al que en algunos lugares le ponen verdura y en otros no. También está el chebuyap, que es arroz con carne; el Yassa poulet (arroz con una salsa de cebolla y pollo), el Yassa viande (igual pero con carne que no es de pollo). Aquí la cebolla se convierte en un ingrediente esencial. Y hay otro plato que se llama Mafe, que es arroz con carne y salsa de cacahuetes.

Pero si te hartas de comer arroz puedes comer otras cosas. También hay pizza, pasta, carne, patatas fritas, hamburguesas, ensaladas, pescado, gambas… Si por algo se caracteriza la comida senegalesa, sobre todo en las zonas costeras como lo es Dakar es por el pescado. Otro básico es el picante. Cuando más pique la comida más les gusta por estos lugares.

Algo que llama la atención es que no hay postres. Salvo que te vayas a un lugar con una clientela más occidental donde puedes encontrar más variedad: fruta, crêpes, mousse de chocolate…

En cuanto a la bebida, por un lado está el agua que se puede beber del grifo o bien embotellada, de aquí de Senegal. Igual que en España decimos Fontvella, Lanjarón o Solan de Cabras, entre otras, aquí se llama Kirène. También se vende en pequeñas bolsas de plástico, en las tiendas pero también por los mercados o las carreteras de manera ambulante. Lo cual está fenomenal porque por un módico precio puedes quitarte la sed en cualquier rincón de Dakar. Por otro lado están los zumos. La marca que más se encuentra es Présséa y la produce la misma empresa que la del agua Kirène. Hay de distintos sabores: sandía, naranja, piña.. pero mi favorito y al que estoy “enganchada” desde que llegué es el llamado Cocktail que es una mezcla de mango, sandía, piña y naranja. Aunque para engancharse están los zumos locales: Bouye (hecho con el fruto del baobab), Bissap (mi favorito), Gingembre (tan fuerte que parece que llevara alcohol) y Ditakh. Por supuesto se pueden encontrar bebidas gaseosas como la Coca-cola y la Fanta, aunque también otras marcas y también hay diferentes tipos de cervezas: Flag, Gazzele, Castell, Carlsberg, Royal Dutch…

IMG_4006

Al zumo es habitual llamarlo Présséa, el nombre de la marca. / MR

Pero, si algo es digno de ser contado es la utilidad de las páginas de periódico en Senegal pues, yo creía que una vez leídas (por supuesto) sus funciones se limitaban a limpiar cristales o a mantener limpia la parte inferior de la jaula del canario, periquito o loro. Si te apuras para hacer manualidades o aprender cómo se hacer papel reciclado en la escuela. Aquí descubrí otro uso de las páginas de periódico: para envolver el pan cuando se compra en la ‘boutique’ así como para envolver unos deliciosos bocatas que hacen en la calle (puestos al estilo de las patatas asadas en España o las castañas) con salsa de cebolla, patas fritas, huevo, mayonesa y carne o hígado.

Los puestos de la calle son otra de las esencias de África. En ellos puedes encontrar los cacahuetes, un producto propio de Senegal y una de sus principales exportaciones, que se venden en bolsas grandes pero también en pequeñas bolsas que contienen las cantidades ideales para rellenar la palma de la mano. Acaban transformándose en el sustituto de las pipas, que fuera de España son tan difíciles de encontrar. También hay puestos de buñuelos que fríen las mujeres en la misma calle y que te animan el paseo por las calles senegalesas. Otros puestos que se ven mucho son los que venden café. El café local se llama café touba, que aún no he probado. Al té senegalés lo llaman ataya. Es amargo e intenso, lleva menta y lo sirven en vasos pequeños.

La compra de la comida no se hace tan solo en los mercados típicos africanos o en las boutiques de barrio sino también hay pequeños y grandes supermercados, aunque no en todas las ciudades como por ejemplo Kolda. Eso sí, en los grandes supermercados los productos son europeos y en consecuencia los precios también son europeos por lo que no son accesibles a toda la población.

Delicioso bocata de hígado con salsa de cebolla, mayonesa, huevo y patatas fritas. / MR

La ciudad de Kolda tiene una peculiaridad que también me parece interesante contar para mostrar el cambio de realidades en un mismo país en este continente. Mientras en Dakar encuentras todo lo que no hubieras creído que encontrarías en África en Kolda los productos vienen y van y puede que no regresen. Así que si un día encuentras un producto en una tienda lo más inteligente es comprarlo pues puede que no lo vuelvas a ver en meses.

En África se come, a pesar de ser un continente que asociamos con el hambre. Porque efectivamente los datos muestran una realidad lamentable. Y es que, África está en primera posición en cuanto a nutrición insuficiente. Un 27% era la proporción de personas que sufría nutrición insuficiente en este continente en el período 2010-2012, según el último informe de 2013 sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Estas cifras y las imágenes de los niños hambrientos y desaliñados nos hacen perder la perspectiva de lo que es África. Reducimos la idea del continente a esto. Y aunque, es necesario que estas personas no sean invisibles porque entonces estaríamos pecando en sentido inverso, esa percepción no rinde cuentas a lo que es África en su complejidad, del mismo modo que las castañuelas, el flamenco, los toros, la tortilla de patatas y la paella no definen lo que verdaderamente es España.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “En África se come

  1. Pingback: Come, que los niños de África no tienen qué comer | Cuentos para Julia

  2. Pingback: Con los pies en Nigeria | Cuentos para Julia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: